Todas las pulseras al 50% de descuento, envío gratuito a cualquier parte del mundo ¡Aprovecha ahora!
OFERTA

El sombrero es un complemento masculino que nos hace marcar la diferencia. Es capaz de hacer inclinar la balanza hacia el desastre o el éxito de nuestro atuendo, y nunca deja a nadie indiferente. Como siempre pasa con este tipo de complementos, hay hombres a los que les encanta usar sombreros y otros que ni se atreven. Pero lo cierto es que un sombrero es mucho más que un complemento con el que perfeccionar un look. Es un método de protección del sol para el verano y del frío durante el invierno.

Por ello, al contrario de lo que muchas personas suelen hacer, los sombreros también se utilizan durante los días más fríos del año. No sólo nos sirven para cubrirnos del sol cuando estamos en la playa o piscina. Y, para ayudarte a saber cómo usar sombreros en invierno, hemos pedido ayuda a la tienda Sombreros Mengual, expertos fabricantes de sombreros desde hace más de 100 años, y hemos preparado este artículo.

Cómo usar sombreros de hombre en invierno

Uno de los aspectos básicos a la hora de usar sombreros, es la confianza en uno mismo y el atreverse a usarlo. De lo contrario, por muchos consejos que te demos, nunca lucirá como debe. Partiendo de esta base y como decíamos, los sombreros pueden convertirse en una excelente arma a la hora de combatir el frío comenzando por la cabeza. Pero también nos servirá para proteger las orejas y la piel del rostro. Por suerte el catálogo de sombreros es de lo más amplio, pudiendo encontrar sombreros para todos los gustos, desde los más atrevidos a los más sencillos y discretos para poder pasar desapercibidos.

Para saber combinar sombreros en invierno, debes tener en cuenta una serie de aspectos, que serán de gran ayuda a la hora de elegir el modelo de sombrero perfecto para ti:

  • Los sombreros de colores llamativos y brillantes como el verde neón, suelen usarse para deportivas de riesgo de invierno. De esta forma, en caso de necesitarlo, facilitan su rescate. También suelen usarlos algunos cazadores. De la misma forma que otros colores, también llamativos, como el rojo son complementos de estilo informal y deportivo que no casan con un look formal. Por lo que, te recomendamos usarlos los fines de semana pero no para ir a la oficina y el día a día.
  • Los colores oscuros y tierra: grises, beige, marrones, negros… son los más elegantes. Por tanto, son los más adecuados para ir al trabajo y causar una buena imagen. También son los más fáciles de combinar.
  • Si un sombrero cubre las orejas, está considerados como menos formales. A excepción de cuando las temperaturas son extremadamente bajas, que entonces se permiten algunas licencias.
  • Un sombrero coronado siempre será más formal que aquellos que tienen la tapa blanda.  Además, cuando más grueso y suave sea el material con el que se ha confeccionado el sombrero, menos formal será el mismo. La mejor opción para vestir son los sombreros de fieltro.
  • Los detalles en los sombreros como los colgantes o los flecos, son otro aspecto que resta formalidad a un sombrero. Por lo que, evítalos a ser posible.

Recomendaciones para usar sombreros en invierno

Si todavía no te has animado a llevar sombrero, estamos seguros que como la mayoría de los hombres, tienes en tu armario alguno de los modelos u opciones de invierno para hombre y no te habías dado cuenta. Como por ejemplo los gorros de invierno, una prenda muy práctica para la vida cotidiana.

Los gorros de lana son una prenda redonda, ideada para cubrir la zona de la cabeza y abrigarla, ya que precisamente están diseñados para dar calor en zonas de temperaturas muy frías. Originariamente, los gorros de lana eran una prenda de abrigo muy común entre pescadores, marineros y cazadores, que trabajaban al aire libre. Son muy recomendables ya que la lana es una fibra natural muy resistente al agua y humedad. También es transpirable y aislante. Por ello mantiene nuestras cabezas abrigadas y cómodas sin agobios.

A la hora de combinar los gorros de lana, la mejor opción es con un look casual o sport casual. El combo perfecto sería: sneakers, sudadera o jersey de lana gordo y abrigo de paño. En el caso de que pretendas un look más formal, añade una blazer o incluso un traje.

Para una mayor armonía, utiliza en el mismo look otras prendas de lana.

Las gorras son otra opción de lo más extendida en los últimos años. Cuenta con un aspecto de lo más informal y podemos encontrarlas en un montón de variantes: visera plana, gorra beisbolera… Estas son más adecuadas para verano, que para invierno y están pensadas para el ámbito deportivo e informal.

Los sombreros de fieltro son una de las mejores opciones cuando llega el frío. Podemos encontrarlos en un montón de modelos: fedoras, indianas, trilby, pork pie, cowboy… la lista es de lo más extensa.

Los sombreros tipo fedora o borsalino son la mejor opción perfecta para vestir un traje. Su ala ancha hace que algunos hombres aún no se atrevan con él, porque su envergadura les resulta excesiva.

El modelo trilby de sombrero es uno de los más versátiles a la hora de lucirlo con casi cualquier look. Se trata de un sombrero muy asociado a la vida urbana, que se popularizó gracias a las películas de James Bond, protagonizadas por Sean Connery. Los trilby podemos encontrarlos en todo tipo de materiales, lo cual permite poder usarlo tanto en invierno como en verano. Sin duda es el sombrero perfecto para conseguir un look moderno y hípster.

El bombín es uno de los símbolos e iconos británicos por excelencia. Cuenta con mucha tradición e historia Es un sombrero con forma redondeada, muy vinculado a los trajes formales.

El sombrero de cowboy suele cumplir su función práctica en verano, ya que está pensado para proteger la cabeza, cara y nuca del sol con sus alas anchas. En Europa no ha llegado a calar lo suficiente. Es una opción interesante para combinar con unos jeans, aunque debemos tener cuidado con la delgada línea entre un look perfecto y un look con efecto disfraz.

Hace 50 años el sombrero era una parte fundamental del atuendo de un hombre. De hecho, se consideraba una falta de respeto no llevarlo. Sin embargo, a día de hoy, aunque algunos hombres vuelven a atreverse con él, ha dejado de ser lo que era. Una verdadera lástima, ya que este tipo de complementos derrochan estilo al 100%. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies