AMULETOS 12 abril, 2019 – Publicado en: Seviatelle

Es normal sentir la necesidad de sentirse protegidos contra las malas energías que pueden rodearnos.

Para ello, existen objetos o amuletos que tienen características especiales contra las desdichas, enfermedades o incluso accidentes y males emocionales. Literalmente, los amuletos son “objetos que se llevan” y su objetivo es resguardar a quien lo lleva puesto.

Para sentirte protegido en todo momento, puedes llevar uno de estos amuletos en una pulsera elegante, esta puede complementar tu outfit y hacerte lucir aún mejor mientras te brinda protección. Aquí hay algunos amuletos que puedes escoger:

  • El corazón se considera el resguardo del alma, con él se obtiene protección en todos los asuntos relacionados con relaciones personales y con la vida efectiva. Nos ayuda a tener buena fortuna en el amor.
  • El trébol de 4 hojas: Atrae la prosperidad, la fortuna y el amor. Constituye un símbolo de la buena suerte que abre el camino a la felicidad plena.
  • La herradura: Es uno de los amuletos que tienen más poder ya que nos proporciona buena suerte.
  • La mano de Fátima: Protege contra la ira y la infidelidad, de todo tipo de desgracias y de enfermedades. Nos ayuda a mantener la paciencia, y atrae la buena fortuna. Este amuleto detiene los malos deseos que puedan ser enviados hacia nosotros para que no se materialicen.
  • El árbol de la vida simboliza la sabiduría. Atrae riqueza y favorece los lazos familiares.
  • El candado en sinónimo de larga vida, buena salud y felicidad.
  • El ancla nos ayuda a asegurar lo que ya hemos obtenido. Atrae seguridad y tranquilidad.
  • El Buda simboliza la armonía y felicidad. Atrae el dinero, la abundancia, la buena suerte y la prosperidad.
  • La estrella es símbolo de aspiración, está relacionada con los logros y el éxito. Puede representar un cambio en el camino que se ha tomado en la vida o el deseo de alcanzar objetivos mas altos. Es un elegante recordatorio para intentar ser lo mejor que puedes llegar a ser, la mejor versión de ti mismo, y una manera de recordar que cada uno debe seguir su estrella y alcanza sus sueños.