Cada vez son más los hombres que se preocupan por cuidar su aspecto físico. Por ello, actualmente, son más numerosos los productos y artículos para el cuidado e higiene personal masculinos que podemos encontrar en el mercado. A los hombres también les preocupa cumplir años y paso del tiempo y sus consecuencias en el rostro, por ello la mayoría de ellos lleva a cabo rutinas y hábitos saludables con los que mantener la piel del rostro joven por más tiempo. Si tu también te preocupas por tu imagen más allá de la ropa y complementos con los que vestir, este artículo te interesa.

Hemos preparada una serie de consejos para que sepas cómo cuidad la piel del rostro masculino. Porque, no todos los hombres son iguales y sus pieles, estilos y necesidades tampoco. Toma nota, esto es todo lo que debes saber para cuidar la piel facial de un hombre y mantenerla joven. Conoce cuáles son los hábitos y productos de belleza masculina que necesitas, como los que puedes encontrar en Granafarma.

Consejos para cuidar el rostro masculino

El paso del tiempo, el estrés, una mala dieta y acciones como el afeitado continuo o la barba, hacen que la piel del rostro deje de estar todo lo tersa que nos gustaría. Para evitarlo en la medida de lo posible y prevenirlo basta con llevar a cabo una serie de hábitos sencillos.

Limpia, exfolia e hidrata tu rostro diariamente

Estos son los 3 cuidados más básicos para mantener una piel perfecta. Da igual el sexo. Cada mañana y cada noche debes limpiarte la cara. Así eliminará la acumulación de grasa, toxinas y suciedad, acumulada diariamente y durante las horas de sueño.

Tras el lavado, llega el turno de la exfoliación. Esto únicamente es necesario hacerlo dos veces a la semana. Una vez tengamos la piel de la cara limpia, llega el momento de hidratarla con un humectante que restaure la capa protectora de la piel, que evite entrar en los poros nuevas toxinas.

Verás como con estos tres pasos notarás una piel mucho más suave, tersa y con luz en muy poco tiempo.

Emplea dos cremas hidratantes diferente para mañana y noche

Como decía, por la mañana, lo mejor es usar una crema hidratante humectante. Pero para las noches, es preferible emplear una crema hidratante de noche, que tenga nutrientes adicionales, que pueden absorberse mientras dormimos.

La rutina de limpieza por la noche es muy importante, ya que esta ayudará a que la regeneración celular sea más rápida. Por ello, las más recomendables son las cremas reparadoras y antienvejecimiento.

No debes olvidar proteger tu piel del sol para evitar la aparición de manchas y otros efectos nocivos de la radiación solar. Utiliza un protector solar todos los días del año, no sólo aquellos en los que vas a la playa o piscina.

Usa crema de ojos de forma diaria

Este tipo de cremas cuentan con ingredientes específicos para cuidar una zona tan delicada y con unas necesidades tan específicas como el contorno de los ojos. Esta zona esta compuesta por una piel mucho más delicada y delgada que el resto del rostro, siendo más fina y baja en colágeno y elastina, por lo que sus cuidados no deben ser los mismos.

Todos estos son los motivos por los que, a partir de los 30 comienzan a notarse los primeros signos de la edad. Si empleas este tipo de cremas diariamente conseguirás reducir las manchas oscuras, las bolsas debajo de los ojos y retrasar las patas de gallo.

Mantén tu cuerpo bien hidratado

A pesar de que estamos hablando del rostro, es muy importante tener nuestro cuerpo perfectamente hidratado. Para ello es necesario bebes mucho agua. La deshidratación tiene como consecuencia una piel seca, con acné, quebradiza y con una reparación más lenta.

Descansar y dormir

De la misma forma, dormir lo suficiente también es importante para mantener la piel del rostro joven. Si quieres lucir una piel de aspecto joven, nada como dormir mucho. Lo esencial son entre 7 y 8 horas, aunque si tienes las suerte de poder dormir más, bienvenidas sean. Durante las horas de sueño, tanto tu cuerpo como el resto de funciones aprovechan para recargarse, una de esas funciones es la regeneración de las células de la piel.

Olvídate del alcohol, la cafeína y el azúcar

Estos tres elementos son sin duda antagonistas en tu camino por conseguir una piel joven por mucho más tiempo. Estos resecan la piel y obstruyen los poros, además de dificultar el sueño y su calidad. Los mejor es que sólo tomes un café por la mañana (si no puedes eliminar por completo su consumo), no te excedas tomando copas y no comas alimentos ultraprocesados.

Mantén una alimentación sana. Somos lo que comemos y eso se nota muchísimo en nuestra cara.

El afeitado también es importante

Si eres un hombre de los que se afeita a diario, tu piel necesita unos cuidados extra. Por ello lo mejor es que emplees una espuma de afeitar nutritiva, que se adhiera al pelo y que no reseque la piel. De esta forma, conseguirás un afeitado apurado y suave con el que tu piel no se resentirá.

Tras el afeitado, debes aplicarte un gel refrescante que calme y proteja tu piel. El afeitado es una acción en la que se irrita la piel, por ello es el momento en el que más debemos cuidarla.

¿Cuáles son las mejores cremas para hombres?

Antes de elegir la crema hidratante que empleemos en nuestra rutina diaria, debemos tener en cuenta las necesidades de nuestra piel. Si es grasa, normal, sensible… De la misma forma que nuestra edad, también es un indicativo de estas necesidades. Si lo que necesitamos es una crema anti-envejecimiento, debemos decantarnos por cremas hidratantes nocturnas que contengan Retinol, un derivado de la vitamina A, que ayuda a revertir las líneas de expresión, las manchas y las arrugas.

En cuanto al resto de productos, lo mejor es que consigas conocer qué tipo de piel tienes en el rostro para adquirir los limpiadores y exfoliantes más adecuados para ella.

Si estás buscando un contorno de ojos, lo mejor es que sea hidratante, anti arrugas y anti signos de fatiga, como las bolsas y las ojeras.

Anímate y usa mascarillas faciales, que te ayuden a tratar problemas concretos de tu piel, como controlar la grasa o eliminar impurezas. Para ello,  puedes emplear mascarillas de arcilla o carbón con la cara limpia y afeitada. También puedes emplear mascarillas que aporten un extra de hidratación y nutrición, o que calmen tu piel.

Como ves el cuidado de la piel del rostros de los hombres no entraña ningún misterio. Son sólo unos cuantos pasos con los que notarás una gran diferencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies