Consejos para cuidar la barba 7 mayo, 2020 – Publicado en: Seviatelle

Las barbas son un elemento característico de los hombres, que aunque haya sido más o menos tendencia, en función de la época, nunca ha desaparecido del todo y siempre la hemos visto. Como decimos, la barba, y por supuesto el bigote, también entienden de tendencias y modas. Por ello es, que en los últimos años, incluso los hombres más jóvenes, se han animado e inspirados en ocasiones por tendencias “hípsters” y han dejado crecer el vello de su rostro. 

Sin embargo, eso de llevar barba, no es dejar crecer, no afeitarse y ya está. Cuando decidimos llevar barba, asumimos una serie de responsabilidades para con su cuidado e higiene, que son tanto o más importantes, que las del propio pelo de la cabeza. Por ello, si hace poco que os habéis dejado barba, queremos compartir vosotros consejos para cuidar vuestra barba y llevarla siempre perfecta. Además, si necesitas ampliar o crear tu neceser con accesorios y productos para el cuidado de la barba, te aconsejamos visitar Ganivetería Roca, especialistas en este tipo de productos de barbería.

¿Cómo hacer crecer la barba?

Si estás en proceso de crecimiento de tu barba por primera vez, habrás comprobado que es un proceso que requiere paciencia. Ya que se trata de un proceso que requiere paciencia. Sin embargo, queremos compartir con vosotros una serie de consejos que llevar a cabo para que vuestra barba crezca más rápido. 

Evita recortar tu barba durante los días y semanas en las que esté creciendo. Durante el primer mes, aproximadamente, tendrás la sensación de que tu barba crece sin control. Es normal. Así que, conciénciate y evita cortarla, de lo contrario la debilitarás. A partir de la semana 4 a 6 comenzarás a notar que tu barba se va ablandando y será el momento perfecto para darle forma. 

Por otra parte, como ya sabrás, el crecimiento de las barbas y su espesor están estrechamente ligados a los efectos de las hormonas y testosterona. Si quieres incentivar el crecimiento de tu barba, es muy importante cuidar la salud e hidratación de tu piel. Por lo que es importante que exfolies bien la piel de tu cara, eliminando las células muertas y facilitando el crecimiento del vello. 

Afeitado con maquinilla, cuchilla o navaja ¿Qué es mejor?

Principalmente, sea cual sea, tu herramienta preferida para afeitarte o perfilar tu barba, por encima de todo, esta debe ser de calidad. Sin embargo, a pesar de que unos hombre prefieran una opción a otra, por motivos de practicidad, manejo, etc… Siempre hay unas opciones mejores que otras. 

Por ejemplo, la maquinilla eléctrica es más adecuada para hombres que tienen la piel del rostro sensible. Esta provoca menos irritación y, por supuesto, no hace cortes en la piel. Ya que sus cuchillas nunca llegan a tocar la cara. Además, se puede usar para afeitados en seco, sin jabones, espumas… 

En cuanto a las cuchillas de afeitar, son las más fáciles de usar y prácticas. Por ello, es uno de los métodos más utilizados, a pesar de no ser la más recomendable para la piel. Además, en función del tipo de bello y piel, pueden llegar a provocar cortes. 

Por último, las navajas de afeitar. Estas suelen estar más recomendadas y reservadas a profesionales, ya que requieren técnica en el uso. Las pasadas deben ser siempre a favor del pelo y cortas. Con las navajas de afeitar se garantiza un mayor apurado. 

Además de todo esto, también existen las navajas y cuchillas con la hoja intercambiable, que tienen un filo más reducido con los que evitar cortes profundos. 

¿Es bueno o malo afeitarse a contrapelo?

Este es un aspecto que la mayoría (por no decir todos) de los hombres nos hemos cuestionado alguna vez desde que comenzamos a afeitarnos. Y a pesar de que tengamos barba, esto no implica que no debamos retocar el afeitado por esas zonas en las que el vello no crece de forma uniforme y debamos perfilarla para que no parezca descuidada.

Lo cierto es, que afeitarse a contrapelo no es malo, si sabes hacerlo. Por ello, entre nuestros consejos para cuidar la barba os daremos las pautas para saber cómo afeitarse a contrapelo sin irritarnos la piel. 

Afeitado a contrapelo, paso a paso

Primero debemos fijarnos en qué dirección crece nuestra barba. En muchas ocasiones, la salida del bello es irregular, formándose incluso remolinos. Para averiguarlo, basta con que nos frotemos con la mano la barba y fijarnos en aquellas zonas donde más pinche. Eso nos indicará el crecimiento del vello. 

Segundo paso. Hidratar mucho la barba y la zona que vamos a afeitar para ablandarla. Por eso, siempre se aconseja proceder al afeitado después de la ducha. Ya que con los vapores de la ducha caliente, hemos conseguido precisamente ablandar el vello en un 70%. Además necesitarás usar jabón de afeitado para reducir la fricción durante el afeitado. Si no llevas a cabo esto, tu afeitado a contrapelo será doloroso, ya que estarás arrastrando la cuchilla directamente sobre la piel, en lugar de limitarte a corte el pelo. 

Tercer paso. Antes de comenzar el afeitado a contrapelo, empieza haciéndolo a favor del vello. Así, evitarás que aparezcan irritaciones y eccemas. Además el apurado será mucho mejor. Si usas cuchilla, colócala en un ángulo de 30 grados, respecto a tu cara. 

Cuarto paso. Toca afeitar a contrapelo. Vuelve a aplicar jabón de afeitado en la zona y pasa la cuchilla en contra del crecimiento del vello para obtener un mejor apurado del afeitado. 

¿En qué orden se aplican los productos para barba?

Sí. Lo sabemos. Con tanto producto para el antes, después y durante el afeitado, muchos os volvéis locos, sin saber exactamente qué productos necesitáis y cuales os hacen falta para mantener perfecta vuestra barba. En el mercado y con el auge de la moda de las barbas, cada vez salen más y más productos para aplicar en ella. Por ello, queremos haceros una recomendación de cuales son los productos para barba que verdaderamente son necesarios y cuál es su mejor forma y momento de aplicarlos

El primer producto que debemos aplicar, y que nunca puede faltar en nuestro neceser, es el jabón de afeitado (olvídate de las cremas de afeitado). Con este producto, lavaremos nuestra barba al mismo tiempo que generamos la espuma necesaria para poder afeitar las zonas que nos interese mantener libre de vello. El jabón de afeitado hace la cantidad de espuma perfecta para llegar hasta la piel y atravesar todo el pelo que compone nuestra barba, eliminando el exceso de sebo de nuestra piel y barba, y las partículas de suciedad.

El jabón para barba es otro producto vital en tu set de cuidado de barbas. Este deberás usarlo a diario. Sirve para lavar tu barba cuando no necesitas afeitarla. A lo largo del día, nuestra barba, al igual que ocurre con nuestro pelo, acumula suciedad proveniente de restos de comida, particular muertas de nuestra piel, exceso de sebo… por lo que es conveniente lavarla una vez al día para mantenerla bien aseada y evitar los malos olores. 

Una vez que hayamos lavado la barba, debemos secara muy bien con una toalla, y si lo prefieres, incluso, puedes usar un secador con la mínima potencia para secar el vello de esta.

Tras el lavado y/o afeitado, toca aplicar acondicionador de barba. Gracias a este producto, podrás mantener tu barba con un aspecto más cuidado, y reparar las puntas agrietadas o dañadas. Debes aplicarlo con la barba seca, sin pasarte de cantidad, haciendo un masaje con los dedos por toda la zona para que penetre bien. Después, tu barba quedará brillante y sedosa. 

Por último, otro producto importante en tu neceser es el aceite para barba o bálsamo de afeitado. Son dos productos distintos, cuya elección dependerá de la longitud de tu barba. En el caso de tratarse de una barba corta, debes usar el aceite para barba. Pero si tienes una barba espesa y larga, necesitas el bálsamo de afeitado. Aunque el aceite también te servirá. Lo único que la dejará un poco más aceitosa. Si vas a salir de casa inmediatamente después de estos cuidados es mejor usar el bálsamo, que tardará mucho menos tiempo en ser absorbido por el vello. Ambos productos sirven para hidratar y nutrir la zona, evitando el picor y la irritación. 

¿Qué hago si me pica la barba?

La mayoría de hombres que tienen barba o que se la dejan crecer, suelen quejarse del picor. Estos se debe a que, tras el afeitado, cuando los pelos están creciendo, intentan abrirse paso a través de la piel, lo cual provoca una pequeña irritación y picor, que se puede ver aumentada si nos rascamos. Por otra parte, el hecho de tener picores cuando tenemos la barba ya crecida, se debe a la mala hidratación de la piel de la zona. 

Por lo tanto, para evitar esos molestos picores, es importante mantener una buena higiene en la zona de la barba. Lavarla a diario con jabón para barba y exfoliarla para eliminar las pieles muertas, suavice la zona y calme el picor. Como decíamos antes, el uso del aceite para barbas también ayuda a calmar el picor, ya que con él estamos hidratando adecuadamente la zona. Por supuesto, el hecho de llevar bien peinada nuestra barba influye en que deje de picarnos. Para ello, es necesario usar un peine especial para barba, que cuenta con cerdas más finas que los peines convencionales, con un tamaño más pequeño y adaptado a esta zona.

¿Cómo mantener la barba limpia?

A lo largo de todos los consejo, venimos haciendo hincapié en el hecho importantísimo de mantener tu barba limpia y aseada. Sin embargo, no vale limpiarla de cualquier forma y listo. Debe hacerse por medio de un procedimiento, que te asegurará la completa higiene de tu barba y dejar de lado ciertos hábitos que no le convienen a tu barba.

Debes evitar tocarte la barba. Piensa en la cantidad de bacterias y suciedad que tenemos en las manos y de las que no somos conscientes. De la misma forma que no nos tocamos constantemente el pelo de la cabeza, tampoco debemos hacerlo con la barba. Además, la barba está muy cerca de boca ¿te gustaría saber que toda la suciedad de tus manos la depositas en un lugar tan cercano a tu boca? No obstante, mantener tus manos limpias también es importante y no debes olvidarlo. 

Como ya hemos dicho varias veces, lava tu barba todos los días, sin excepción. Ten en cuentan en la cantidad de veces que tu barba se ensucia mientras comes o bebes. Por mucho, que pases la servilleta para limpiarte, siempre quedan restos en ella.

Lavarse la barba. Paso a paso

Primero humedece toda tu barba con agua tibia. Incide mucho en ello para que el agua penetre bien por toda la piel y el vello, sobre todo si este es denso. 

Segundo, aplica el jabón de barba por toda la zona. No te quedes corto echando producto, debe llegar bien a la zona de la piel. Frota a conciencia para que penetre y conseguir eliminar la suciedad. 

Tercero, aclara bien y con abundante agua hasta haber eliminado todos los restos de espuma y jabón de la cara y el vello. 

Finalmente, seca bien la barba y continúa aplicando el resto de productos de los que hemos hablado antes. 

Como habrás visto, tener barba no es sólo dejar de afeitarse. Si no, que conlleva una responsabilidad para tener buen aspecto y una barba limpia y cuidada. Esperamos que todos estos consejos os sean de gran ayuda de ahora en adelante.